Accidente de tráfico en el extranjero

Sufrir un accidente de tráfico es de por sí un percance difícil, Pero la situación se vuelve más complicada cuando nos ocurre en otro país distinto. Sepamos cómo debemos reaccionar desde el punto de vista legal.

Uno de los primeros pasos que deberíamos realizar es rellenar el Parte Europeo de Accidente. Como su nombre indica, este documento nos permite dejar constancia de un accidente que hemos sufrido dentro de un país perteneciente a la Unión Europea. En la actualidad, la Unión Europea se compone de veintiocho países: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía y Suecia.

Pero ¿qué ocurre si el accidente se ha producido fuera del territorio europeo?
En ese caso contamos con una alternativa, denominada Carta Verde. Este documento tiene validad internacional en la mayoría de países y sirve para la misma función que el anterior. Para obtener este documento deberemos solicitarlo a nuestra aseguradora.

Uno vez que hayamos regresado a España deberemos ponernos en contacto con nuestra aseguradora. Todos los documentos o pruebas que podamos aportar (incluso fotografías o vídeo) pueden sernos útiles en el proceso.

Por supuesto, el método más efectivo ante un accidente vial es la prevención. Tengamos en cuenta que cada país tiene diferentes normas en materia de circulación (por ejemplo, los límites de velocidad pueden ser distintos). Además, en países de influencia anglosajona se conduce por la izquierda, y no por la derecha como en el caso de España. Informándonos previamente de estas circunstancias podremos ahorrarnos sustos y quebraderos de cabeza innecesarios.

Si tiene alguna duda o sugerencia sobre la materia no dude en contactar con nosotros a través del formulario proporcionado por la web o llamando directamente a nuestros abogados.